miércoles, 14 de junio de 2017

Retos en los entierros del nuevo cementerio

Por la Redacción.

El nuevo cementerio de Padre Las Casas, ubicado en Ocoa viejo, fue construido al final de la gestión del anterior alcalde el señor Fernando de los Santos. Este campo Santo vino a llenar una necesidad apremiante, ya que en el antiguo cementerio no cabía un muerto más. Además de que llenó las expectativas de la población: grande, organizado, clasificado por categorías, y con seguridad.

El primer entierro se produjo el 3 de febrero de 2016 y correspondió al difunto José Remedio Adames, es decir, que hace un año cuatro meses y algunos días desde entonces. De ahí en adelante se han enterrado bastantes difuntos.

La distancia desde Padre Las Casas a Ocoa es de aproximadamente un kilómetro, sin contar cuando los sepelios vienen de la parte alta de la población, y aunque la vía que lleva al referido cementerio está en muy buenas condiciones se presentan otras pequeñas dificultades al momento de enterrar a alguien, y es ahí donde vienen los retos:

La mayoría de los acompañantes van a pie. A veces bajo un sol ardiente, un aguacero o un chubasco. El carro fúnebre va tan lento que una tortuga llega primero al destino final, se obstruye el libre acceso de los vehículos que transitan la vía, especialmente para los que transportan mercancía que generalmente andan apurados.

Al conversar con algunas personas sobre la situación han sugerido algunas medidas, que de hecho se ponen en práctica en otras ciudades como son:
Que los familiares del difunto o la difunta alquilen una o dos guaguas para transportar a los acompañantes.

Que los dueños de vehículos que van en la procesión fúnebre y que por lo general van vacios lleven a algunas personas y así ni se necesitaría alquilar guagua.

Que el carro fúnebre agilice la marcha, sin esto querer decir que vayan a toda velocidad.

Solicitar la ayuda del cuerpo de bomberos para que vayan marcando la dirección a seguir dejando una vía para los vehículos que transitan, entre otras.

Todo esto es necesario porque Padre Las Casas va en franco desarrollo en algunas áreas, Como la afluencia de vehículos tanto de los munícipes como de personas de fuera.

Mas personas asistirían a los entierros ya que muchos se quedan porque:

Están muy mayores para hacer el recorrido a pie.

Están enfermos y no pueden coger el solazo y/o mojarse, entre otros.

Sería bueno ir con los adelantos que se observan en el municipio y actualizarnos y modernizarnos.

Padre Las Casas crece a un ritmo acelerado, y estamos seguros que en un futuro se irá acercando al Campo Santo, pero se hace necesario que se tomen medidas, tanto personales como las que hemos citado, como institucionales.

En algún momento habrá que abordar el tema de la funeraria municipal, la cual podría incluir esos servicios de transporte, pero mientras tanto, sugerimos que el Ayuntamiento, que cuenta con dos minibuses, brinde ese servicio, aunque los beneficiarios o deudos del difunto cooperen con el combustible.

En las grandes ciudades, generalmente los cementerios distan varios kilómetros de las viviendas y funerarias, pero NO es usanza la procesión a pies para los sepelios, por lo que en Padre las Casas tenemos que explorar alternativas.










4 Deja un mensaje:

Anónimo dijo...

Es cierto, yo me he tenido que quedar por algunas de las razones citadas y con todo el deseo de acompañar a los dolientes

Jackelin Mande dijo...

Excelente idea, en mi caso me toco un día salimos a las 10 y a las 12 del día estábamos parado en el sol que quemaba recuerdo que le dije a mi hermano, bueno si eso es así no vuelvo más... y no es que uno no quiera ser solidario es que tenemos que ser consiente de la situación...Totalmente de acuerdo con el periodista

Claudio Mateo Aristy dijo...

Excelente articulo, es necesario tomar en cuenta las medidas recomendadas, a fin de no entorpecer el libre transito y preservar la seguridad física de los participantes en los sepelios.

La Concordia dijo...

Ja ja ja una tortuga llega primero que el carro funebre!
Bueno, el que esté enfermo y viejo que no haga el recorrido. Los demàs que alquilen motoconchos que para eso están.

Es cierto que el gentìo obstruye la calle. Una buena solución como dice el articulo serìa que el ayuntamiento preste las guaguas o que los bomberos delimiten el recorrido; asì se deja un espacio para que los vehìculos puedan pasar.

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

End of code

Preguntas a la Psicóloga

Variadas


Recent Posts Widget | My blogger topic

Noticias del Ayuntamiento


Recent Posts Widget | My blogger topic

Estampas De Mi Pueblo

Nuestra Historia

Compra y venta de vehículos

Reportaje de Nayeli en Primer Impacto